Mes de la Biblia: Jesucristo es la verdad

caminoManá 21.09.11//  Continuamos con las reflexiones preparadas en ocasión al mes de la Biblia, bajo la meditación del primer tema “Yo soy el camino, la verdad y la vida”, en torno al significado de la palabra verdad. Pues la palabra verdad abarca desde la honestidad, la buena fe y la sinceridad humana en general, hasta el acuerdo de los conocimientos con las cosas que se afirman como realidades: los hechos o las cosas en particular.

 

“El que tiene oído, que oiga”…

 

Vivimos en un mundo donde la mentira produce espejismos que son casi imposibles de discernir. Piénsalo. ¿Cuántas veces te han mentido? ¿Cuántas veces has mentido? ¿Cuántas veces has sido víctima de una injusticia producto de un falso testimonio? No te esfuerces, no te alcanzan los dedos de las manos y de los pies para contar las veces que has sufrido por causa de las mentiras. La mentira fue la primera arma que Satanás usó para engañar al hombre. Y dado a que su creatividad deja mucho que desear, sigue usándola con los mismos resultados que al principio. Engaña al hombre para que este se aparte, por su propia voluntad y acciones, del Dios que lo creó.


En el mundo presente, aun queda tentaciones que se sigue usando para engañar al hombre: Si usas drogas, alcohol, cigarro, no morirás. Es bueno experimentar de todo en la vida, y al final de tus días, en tu lecho de muerte, puedes arrepentirte de todo, salvarte, e ir al paraíso de Dios.. Hay mentiras, y mentiras “piadosas”. Debes creer en otros caminos alternos, pues hay muchas verdades como hay caminos. Por eso, cuando Jesucristo proclamó que Él es la Verdad, el infierno se desató contra Él. Nadie había osado proclamar semejante cosa jamás. La naturaleza verdadera de Dios se reveló en la Biblia desde el principio. A lo largo y ancho de la Biblia, vemos como Dios usa la verdad para guiar al hombre.


El hombre ha buscado la libertad, pero Satanás le ha engañado haciéndole creer que el libertinaje es la verdad. Y el hombre necio dice: Yo soy libre de hacer lo que me da la gana. No sabe el hombre que a cada acción buena o mala, corresponde una reacción. Y el hombre que peque en nombre de su libertad personal, se condenará. Mientras más peque el hombre, mas preso esta de su pecado. El hombre preso no es libre, sino que va, y es llevado, a donde no quiere ir.

Jesús vino a deshacer las obras del diablo. Si el diablo es el padre de las mentiras, luego entonces Jesucristo vino a deshacer las mentiras, volviéndolas en la Verdad. Jesucristo es la Verdad. Porque nadie jamás antes se proclamó la Verdad. Porque ningún otro es la verdad. No hay otra verdad más que Jesucristo, y su Palabra, en la cual tenemos que permanecer por siempre, para no ser engañados de nuevo. Mientras más conocemos la Palabra, más difícilmente seremos engañados. Mientras permanezcamos en la Verdad, permaneceremos libres aquí y ahora, y en la vida eterna.

Escribir un comentario

Todo comentario fuera de lugar no es publicado.
Los comentarios son comprobados mediante el correo electronico ingresado, si usa un correo falso, su comentario no sera tomado en cuenta.
Los comentarios son visibles despues de unas horas de ser enviados.


Código de seguridad
Refescar