Hemos venido de diferentes lugares para reconocer al Señor en la Eucaristía

cardenal-sturla-20sep15Congreso Eucarístico 21.9.15. Al igual que los discípulos de Emaús, nosotros también somos peregrinos que hemos venido a reconocer al Señor en el pan partido. Dirijámosle la misma súplica “quédate con nosotros, Señor”, ha asegurado el delegado del Papa al V Congreso Eucarístico, cardenal Daniel Sturla, en la homilía durante la Misa de Clausura del V Congreso Eucarístico Nacional este domingo ante una multitud de fieles en Tarija.

Click para descargar en formato MP3 (151.03kB)

Queridos amigos de Bolivia
Si miramos esta asamblea qué bueno que es mirarnos unos a otros y dar gracias a Dios por el don que significa este V Congreso Eucarístico.
Qué bueno que tengamos con nosotros al patrono San Roque y la Virgencita de Chaguaya porque ella es nuestra madre.
Estamos reunidos porque Jesús quiere quedarse con nosotros.
Los discípulos de Emaús reconocieron a Jesús al partir el pan, nosotros también hemos llegados de diferentes lugares para reconocer al Señor al partir el pan de la Eucaristía.
Somos caminantes. Cada uno de nosotros podría identificarse con estos discípulos de Emaús. A nosotros también pueden desalentarnos las cruces de la vida. Allí, en las dificultades, el Señor se hace amigo fiel, acompasa su caminar con el nuestro y entra en nuestra vida. Podemos confiarle a él nuestras dificultades. Así hacemos, por ejemplo, cuando rezamos el rosario, por nuestra mente pasan nuestras preocupaciones.
El Señor está atento a las dificultades de cada uno de nosotros y él nos habla. Con su palabra nos trae consuelo, ilumina nuestro caminar, por eso entendemos esa súplica de los discípulos “quédate con nosotros”, esa misma súplica queremos hacerle al Señor hoy que terminamos el V Congreso Eucarístico nacional. Quédate, Señor en esta ciudad de Tarija, ciudad de las flores, que bien que nos han recibido y nos han hecho sentir. Qué bueno que tengan tantas muestras de tradición y de fe, como los chunchos, hasta me han hecho compadre en la Virgen de Guadalupe. Damos gracias a Tarija por su acogida.
Quédate en nuestros corazones, en nuestras familias, en esta patria boliviana. Y él se queda al partir el pan. Los discípulos dejan de ver al Señor con el sentido de la vista, pero ya lo vislumbran con los ojos de la fe.
Los discípulos regresan a la comunidad, este camino de regreso ya no es de desaliento, sino de alegría y esperanza. El anuncio pascual se hace vida.
Jesús ha encontrado el modo de permanecer para siempre en la comunidad que celebra “pan partido para la vida de mundo”.
Esas primeras comunidades vivían la Eucaristía, su compromiso llegaba a los bolsillos, lo compartían todo. Esto se transforma en una pregunta para nosotros. ¿Podemos mirarnos a los ojos unos a otros en nuestras comunidades para saber que nadie pasa necesidad?
El Papa Francisco al inaugurar este congreso decía que la Eucaristía es sacramento de comunión, que si lo que tenemos es tomando, bendecido y repartido es pan partido para la vida de todos.
Jesús quiere que participemos de su vida y que la multipliquemos en la sociedad. Somos Iglesia memoriosa que actualiza lo que ha recibido.
Queridos hermanos, han tenido la alegría de la visita del Papa Francisco. Miremos todos a Jesús, el Señor. Todos formamos el pueblo de Dios que camina, somos pueblo con memoria, no caminamos sin rumbo, vamos hacia el Señor, llamados a compartir lo que tenemos y lo que somos.
Seamos pueblo agradecido que alaba al Señor por el don de la Eucaristía.
Pidamos perdón al señor por las veces que no reconocemos al Señor en el hermano que sufre.
Pidamos perdón por las veces que celebramos sin estar en comunión con el hermano.
Pidamos a María, madre de Jesús y madre nuestra, que acompañe nuestro caminar como pueblo de Dios.

Escribir un comentario

Todo comentario fuera de lugar no es publicado.
Los comentarios son comprobados mediante el correo electronico ingresado, si usa un correo falso, su comentario no sera tomado en cuenta.
Los comentarios son visibles despues de unas horas de ser enviados.


Código de seguridad
Refescar