Tenemos que esforzarnos por vivir una existencia que dé testimonio de Dios

20150929arcangelesIglesia Viva 29.09.15//Es el llamado que hizo, Mons. Giambattista Diquattro, Nuncio Apostólico en Bolivia, este 29 de septiembre en la fiesta de los Santos Arcángeles  Miguel, Rafael y Gabriel: “Los ángeles nos ayudan a luchar contra éste tentador nos ayudan a expulsarlo de nuestra vida en todas las circunstancias, a entender que el Señor nos responde cada vez que lo invocamos y que sólo Dios es nuestro Padre que aumenta la fuerza en nuestra alma.”

Apuntes de la Homilía de Mons. Giambattista Diquattro:

Jesús afirma que Natanael es un hombre sin doblez. Esta afirmación nos interpela sobre la coherencia de nuestro corazón y de nuestra vida.

 La primera lectura del libro del Apocalipsis trata de una batalla que se libra en el cielo. Por una parte está San Miguel y sus ángeles y de la otra parte el enorme dragón, la antigua serpiente, el diablo. Y cuando Satanás fue precipitado del cielo llega por ende la salvación.

En nuestro corazón, en nuestra vida se repite la misma batalla, a cada momento se renueva el mismo combate espiritual. Con la misma violencia, con la misma soberbia, con la misma astucia, Satanás busca conquistar la vida de los hijos de Dios.

Satanás busca quitar la soberanía a Dios en las criaturas humanas. Este combate espiritual sólo se puede ganar gracias a la sangre del Cordero. Por lo tanto, tenemos que esforzarnos de vivir una existencia que dé testimonio de Dios.

El salmo responsorial empieza con estas palabras: “te doy gracias, Señor, de todo corazón”. Aquí está la importancia de Dios en nuestra vida: si dejamos que el Señor ocupe todo nuestro corazón. Aquí está la coherencia de la vida cristiana: si todo nuestro corazón está comprometido a alabar al Señor.

Hoy la liturgia de la Palabra nos invita a rechazar, a echar de nuestro corazón y, por lo tanto, de nuestras vidas toda aquella presencia de tentación y de pecado que está en contra de la unidad de nuestro corazón de hijos de Dios.

Los ángeles nos ayudan a luchar contra éste tentador nos ayudan a expulsarlo de nuestra vida en todas las circunstancias, a entender que el Señor nos responde cada vez que lo invocamos y que sólo Dios es nuestro Padre que aumenta la fuerza en nuestra alma.

Escribir un comentario

Todo comentario fuera de lugar no es publicado.
Los comentarios son comprobados mediante el correo electronico ingresado, si usa un correo falso, su comentario no sera tomado en cuenta.
Los comentarios son visibles despues de unas horas de ser enviados.


Código de seguridad
Refescar