Mons. Tito Solari: La escuela debe brindar un horizonte de apertura a la realidad

20141215monstitoIglesia Viva 15.12.14//“¡Les animo, a los educadores y a los padres, a considerar y profundizar en estos mensajes de nuestro Santo Padre! El mundo de hoy nos exige estar atentos y abiertos a la educación de nuestros chicos”, nos dice Mons. Tito Solari, Arzobispo de Cochabamba en su mensaje dirigido especialmente a los educadores y padres, tomando las enseñanzas del Papa Francisco.

Mensaje de Mons. Tito Solari

Hace algunos días, tuve la oportunidad de compartir una charla con profesores de las escuelas parroquiales de nuestra Arquidiócesis. Este encuentro, convocado por la Comunidad Educativa de la Iglesia Local (CEIL), tuvo como tema central “La educación desde la palabra del Papa Francisco”.

Son varias las ocasiones en que el Papa se ha reunido con personas del ámbito escolar, y en todas sus intervenciones ha aportado elementos valiosos sobre el papel de la escuela y de la educación en la actualidad. Por este motivo, y tomando en cuenta la importancia que, como Salesiano y como Obispo, he otorgado siempre a la educación, consideré que era una hermosa oportunidad para compartir desde el mensaje del Papa Francisco, el valor de la educación con mis colegas maestros.

El Papa ha expresado por qué ama la escuela, y señalaba tres líneas: porque es sinónimo de apertura a la realidad, porque es un lugar de encuentro, y porque tiene como misión desarrollar el sentido de lo verdadero, del bien y de lo bello.

¡Cuánta profundidad hay en las palabras del Santo Padre! La escuela debe brindar un horizonte de apertura a la realidad, enseñar a los chicos a canalizar su curiosidad natural y a disfrutar aprendiendo. ¡Ese es el principal aprendizaje, que les acompañará toda la vida! Mientras, como lugar de encuentro, la escuela es un espacio de socialización determinante en el desarrollo de todo ser humano, complementando el ámbito familiar. De ahí la importancia de la mutua colaboración.

También el Papa nos indica que la verdadera educación nos hace amar la vida y nos abre a la plenitud de la vida. Él, que ha sido maestro de literatura y psicología, lo sabe muy bien.

Finalmente, y desde su enfoque como educador, el Papa indicaba tres de los valores que debe transmitir la escuela: Magnanimidad, libertad y servicio.

Magnanimidad es aspirar a cosas grandes, como él dice: “no tener límites para lo grande, pero concentrarse en lo pequeño”. Es así como se construye el futuro, mirando el horizonte pero trabajando en las pequeñas cosas de cada día. Mientras la libertad nos invita y anima a ejercerla siempre hacia el bien, el nuestro y el de los demás. Finalmente, destaca el servicio como el llamado a ser personas “con” y “para” los demás, siguiendo el ejemplo de nuestro Maestro, Jesús.

¡Les animo, a los educadores y a los padres, a considerar y profundizar en estos mensajes de nuestro Santo Padre! El mundo de hoy nos exige estar atentos y abiertos a la educación de nuestros chicos. Que Jesús, nuestro Maestro y guía en el camino de la vida nos acompañe.

Con afecto,
+ Mons. Tito Solari Capellari

Escribir un comentario

Todo comentario fuera de lugar no es publicado.
Los comentarios son comprobados mediante el correo electronico ingresado, si usa un correo falso, su comentario no sera tomado en cuenta.
Los comentarios son visibles despues de unas horas de ser enviados.


Código de seguridad
Refescar